sábado, 30 de enero de 2010

Tiempo


Me falta tiempo, me sobra en ocasiones. Me falta para disfrutar, me sobra para esperar que llegue alguna hora o para aburrimiento.
He vomitado demasiados pensamientos últimamente y creo que me estoy quedando vacío, aunque no he muerto. Por eso, (no) hablaré de política. La monarquía apesta, los "políticos" apestan, el sistema en el que vivo apesta.
Me encantaría vivir en mi propia sociedad y no la que me imponen, una similar a donde vivo, un piso con compañeros los cuales no tenemos secretos, nos ayudamos y nos encanta deleitarnos con bajo un espléndido sol o luna, conversaciones y risas durante horas que parecen apenas unos minutos con una magnífica copa de zumo de cebada o uva.

Una minipolis, gente en la que confiar, tal vez en una zona de playa casi desierta, con zonas donde construir nuestras aficiones, fiestas, celebraciones, etc. No habría cabida a discusiones, porque no existirían los problemas, tal vez pequeños debates. Acceso a corriente eléctrica, prensa para recordar por qué dejamos ese mundo loco y mujeres y hombres para satisfacernos sin ningún tipo de resquemor. Nadie es el jefe, porque somos iguales, no hay títulos ni mendigos.

Un grupo de personas con un único objetivo, vivir por y para nosotros mismos.


¿O no?

1 comentario:

Elektra dijo...

Me pregunto dónde estoy viviendo yo que no paro de gritar con todo el mundo. En mi caso, haga lo que haga, no consigo vaciarme. ¿Cómo se arranca uno toda la maleza? Sí, supongo que estoy jodida ;)

PD, salud por esos zumos.